Historia2020-06-16T20:43:53+00:00

Historia del legendario beach club

Fueron los años 80 el despertar de una nueva ilusión para Florentino Arzuaga, el creador de Bora – Bora Ibiza, que sintió una atracción especial por la isla de Ibiza. Así que un día compró unos terrenos para hacer su casa y después comenzó su expansión con hoteles y restaurantes, una infraestructura que la isla necesitaba, en pleno crecimiento turístico.

Bora Bora Ibiza abrió sus puertas el verano de 1982 y con el paso de los años se convirtió en uno de los clubes de playa más cosmopolita y de fama mundial.

Su ubicación estratégica en el centro de playa de Embossa, Bora – Bora ha sabido ofrecer la combinación exacta que buscan quienes visitan Ibiza: disfrutar de la playa y de la fiesta.

Desde su comienzo El Bora, como lo llaman los amigos, no quiso ser solamente un chiringuito de playa. Su propia naturaleza es crear ocio y disfrutar con gente guapa y cosmopolita. Y fue generando una popularidad que al principio comenzó con unos pocos, crecieron a unos cientos y ahora son miles de personas que traspasan la puerta cada día.

Si quieres una tarde tranquila y silenciosa no visites el Bora.

En el año que comenzó la andadura de Bora Bora, nacía una Ibiza mas hedonista y trangresora, rebozante de optimismo y del estímulo creativo de los primeros deejays, donde se originó el sonido balear y tras ello toda una cultura clubbing que ha influido en muchas generaciones hasta el día de hoy.

El espíritu liberal y la cultura de la transición revolucionó la forma de salir y divertirse. Un entorno permisivo y una maratón de fiestas interminables, que argumentaban la experiencia del disfrute diciendo: “y hasta que el cuerpo aguante”. Todavía no existían Vips ni teléfonos móviles.

El tanga y el topless era la moda en la playa. Esa apariencia frívola y provocadora, mezcla de razas y culturas dan el toque especial a una terraza que es única en el mundo. Lo que hizo singular a Ibiza en esos años fueron otros valores: hospitalidad, tolerancia, generosidad y ganas de crecer. Los ibicencos se entregaban con devoción al visitante, lo daban todo. La isla era un lugar multicultural, que acogía sin barreras ni prejuicios.

El empuje de la decada de los 80 transcurre en una Ibiza de payeses, la cultura pastoril de la isla, la moda Adlib, Paula’s y la calle de la virgen. Los mercadillos hippies y las guitarras acústicas empezaron a compartir terreno con el turismo, las fiestas en la playa, las grandes discotecas, la música electrónica y todo esto forma una huella cultural que destaca en la historia.

Durante las horas que esta abierto Bora – Bora Ibiza, convivián y bailaban todos juntos, intelectuales, trabajadores, empresarios, aristócratas, buscavidas, famosos y el pueblo en general fusionado en un espíritu universal. Todos venían a Ibiza a ser otros, a sentir algo distinto, para desinhibirse y poder hacer lo que no harían en su ciudad de residencia. Toda una terapia para despreocuparse y desconectar de la realidad.

Al estar próximo al aeropuerto, la ruta de los aviones que van a aterrizan pasan sobre el beach club y provocan la sorpresa y euforia del público, que alzan la manos y bailan al ritmo de la música house. Es imposible no sentir esa fuerza, esos vatios y esa energía especial, que es el sello de la casa Bora Bora Ibiza.

Con el paso de los años, siempre supo mantener la misma filosofía que lo vio nacer, tanto en la terraza como en el interior encontramos un público en bikini y gafas de sol, que baila descalzo hasta que llega la noche. Pasar todo el día bailando en la terraza del Bora es la visita obligada de un turistas que se precie.

En el transcurso de los 38 años han habido muchos cambios porque inexorablemente la evolución es imparable, cambian las modas, cambia el sonido, cambia la tecnología y el estilo de vida. Se superan crisis, se crean nuevos records comerciales y la actualización es constante.

Así mismo Bora – Bora Ibiza mantiene la magia que lo hace particular, ha creado el concepto “beach club” que aún no se conocía, esa combinación de fiesta en la playa con todos los servicios premium de un club.

La filosofía del Bora – Bora Ibiza se representa como un centro del ocio al aire libre, donde la música, los cuerpos y el mediterráneo enmarcan un idílico dia de playa, algo que siempre queda guardado en la memoria de los visitantes.

Esa energía, la felicidad y las sonrisas que ha generado son incontables, como la influencia musical que se desarrollo durante todos estos años.

Por Bora – Bora han pasado Djs internacionales como Danny Tenaglia, Erick Morillo, David Morales, Todd Terry, Roger Sanchez, Marco Carola, Sister Bliss, Timo Mass, Pete Tong.. Brandon Block, P. Alex, Mr C, Smoking Jo, Malcolm Duffy, Claptone, Fat Tony, Fergie, Todd Terry, Ruff y muchos mas.